INICIO  

Año XI  22/12/2011 17:29 "Año 53 de la Revolución"

© CIP / ISSN 1605-0207
 
NOTICIAS
Nacionales
Internacionales
EXCLUSIVOS
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Deportes
Historia
Opinión
Del Mundo
Fidel Castro Ruz, Reflexiones y Discursos
COBERTURA
COLUMNAS
DOSSIERS
GALERÍAS
VIDEOS

ENLACES

Granma

Juv. Rebelde

AIN Nacional

Prensa Latina

OTROS...

Blogs Periodistas Cubanos
Blogueros y Corresponsales de la Revolución
Eventos Nacionales e Internacionales Cuba 2010
 Libro para descargar: "Documentos de la Revolución cubana - 1959"  (. PDF)
 
 
   

 

HISTORIA

 
     
 
Elegía a Jesús Menéndez
LUIS PAVÓN

No fue una casualidad que el más apegado a los ritmos populares de nuestros poetas, Nicolás Guillén, quien llevó consigo el son —de los Matamoros, del Septeto Habanero, de la guitarra y el bongó, en fin, del pueblo– para hacerle cuajar en durables poemas que responden, con aparente ligereza, a su raíz de profunda cubanía y su afán de belleza, iba a entregarnos, también, la solemnidad de sus Elegías y entre estas, la dedicada a Jesús Menéndez. Recordamos el canto entrañable cada 22 de enero ante el aniversario del asesinato del líder. Canto donde Guillén parece buscar y hallar la siempre huidiza perfección.

El poeta, capaz de escribir de un tirón poemas como "La sangre numerosa" en los días de Girón o incluso ponernos de pie, conmovidos, con su "Che Comandante", dicho por él en la Plaza de la Revolución en el acto de recordación al Comandante Ernesto Guevara y para esa ocasión compuesto, con tanta eficacia lírica como histórica, necesitó desde 1948 al 51 para terminar su "Elegía".

Son los misterios de la poesía y de la historia.

Son poemas distintos, podrá decirse, no sin razón. La amplia y cuidadosa arquitectura de la Elegía no es factible hacerla de una arrancada.

Eran, también, tiempos distintos para la historia y para el poeta.

En tiempos de la Elegía fueron más los días de exilio y persecución que los pasados en quietud. El canto, que llegó a su mente en enero del 48, se iría formando y reformando a lo largo de tres años.

Guillén conoció en Brasil del asesinato de Menéndez, a través de una página de "O Globo" que le mostrara su fraternal Cándido Portinari. "La lectura de esta noticia me produjo un verdadero shock", contaría años después a su entrañable Nancy Morejón. El poeta y el líder asesinado habían sido grandes amigos. Cuando Menéndez fue postulado para representante por el Partido, naturalmente de los comunistas, Guillén compartió con él la campaña en la provincia de Las Villas; Jesús hablaba, luego el poeta decía versos.

En el canto III de la Elegía, quedó testimonio de esos días:

Alguna vez anduve con Jesús
transitando de sueño en sueño
su gran provincia llena de hombres
que le tendían la mocha encallecida.

Incluso trae al verso cierto singular acento del líder:

Jesús dice carro, ferrocarril, cigarro
como un francés renuente a olvidar su lengua
de niño…"

Alternaron en la tribuna y compartieron el ajetreo de los viajes, las no pocas penurias de entonces, y bromas y canciones en el trayecto, siempre cuidados por el singular calor de los obreros. Así el poeta vio de cerca el amor entrañable que Jesús había sembrado en los trabajadores.

Jesús fue asesinado bajo el gobierno de Ramón Grau San Martín, siendo ministro del Trabajo Carlos Prío Socarrás, por el capitán Joaquín Casillas Lumpuy.

Menéndez era uno de los dirigentes del movimiento obrero de mayor prestigio. Su muerte fue un duelo de toda Cuba. El paso de su cuerpo, transportado desde Manzanillo, Oriente de la Isla, lugar del crimen, a La Habana, era saludado con respeto y dolor por los obreros a lo largo de toda Cuba. De sitios alejados de la vía escogida para el viaje, bajaban hombres, mujeres y niños a dar el último saludo al líder venerado. Su muerte fue un asesinato incalificable que forma parte de la inacabable lista de los cometidos contra honestos líderes obreros y campesinos conque Grau, Prío y luego Batista correspondieron a la llamada política de "guerra fría" decretada por Washington.

La misma tarde de enero del 48 en que supo la noticia, le brotaron a Guillén los primeros versos que no verían su final hasta pasados tres años de trabajo. Exilios van y exilios vienen. Y el intenso laboreo del poeta no pararía hasta lograr el gran poema que debería quedar como homenaje a Jesús, como denuncia contra el autor material, y sobre todo, contra los amos imperialistas.

Cuando la obra vio la luz, se supo que Guillén, trabajando intensamente, había logrado un canto impar dentro de la literatura castellana. En la clandestinidad surgió, invencible.

En gran medida, con ésta –y las otras elegías—Guillén cumplía, sin pensar especialmente en ello, el anhelo común a otros poetas de su tiempo –quizás de todos los tiempos— de hacer un poema ambicioso, en intensidad y extensión, capaz de dejar a los siglos, en la expresión poética más cuidada, su sentir.

Lo intentó Rubén Darío; recuérdese, entre otros, su "Canto a la Argentina". El más cercano, Federico García Lorca, en "Poeta en Nueva York" –si no se quiere considerar el libro como un solo poema– escribió extensos poemas; el a veces miniaturista Juan Ramón Jiménez confesaba su anhelo de escribir uno tan extenso que llegaba a preguntarse "¿de cuántos kilómetros?". Pablo Neruda, muy unido a Guillén por ideales y amistad, publicó en 1950 su "Canto General de América".

Nicolás estaba conciente de que había vencido, en la arquitectura del poema, complicaciones y dificultades técnicas hasta conseguir lo que Mirta Aguirre no vaciló en calificar como "el más valiente y el más hermoso de los poemas revolucionarios que se hayan escrito en lengua española". Y bien se sabe que los criterios de la Aguirre tenían un basamento cultural bien meditado. En especial, la obra guilleneana la dominaba desde sus inicios.

Pero no era solo eso, ni siquiera principalmente lo que el autor quiso y obtuvo con la Elegía: sus versos arrinconaban a los grandes culpables. Sus ediciones, a partir del 51, se multiplicaron, ilustradas por Carlos Enríquez, Adigio, Virgilio, Ávila.

Consta de siete cantos o partes. La primera, lírica, con aires de tragedia, notas épicas y casi fílmica, presenta a los personajes y el hecho, entre un coro que clama en vano,

Cañas
desesperadas
te avisaban
agitando la manos

El héroe anda entre ellas

… Sonreías
En tu estatura primordial y ardías

Como ignorando la presencia del capitán, encargado del zarpazo mortal.

El segundo canto está formado por las cotizaciones de la bolsa de Nueva York, que entran en la poesía como una novedad formal siempre el servicio de la intención de revelar los motivos del crimen. Ya aquí comienzan a ser inseparables prosa y poesía, tal como quiso el autor.

El canto III, un romance eneasílabo —Guillén lo escribió primeramente en versos de ocho, lo rescribió luego— donde huye el capitán y le sigue la letanía del poema, "pero tras él corre la muerte".

Al IV canto nos hemos referido en su aspecto autobiográfico.

El V une la prosa donde se repite, "el vivo es el muerto", a un son. La solemnidad sinfónica da paso a la belleza sonera que no podía faltar en Nicolás. Son elegíaco, pero son, dicho por un soldado que llora a Jesús como un obrero:

Pasó una paloma herida,
Volando cerca de mí;

Iba volando, volando,
Volando que yo la vi.

El canto sexto insiste en la resonancia americana y universal del héroe y del crimen, en la prosa bíblica paseará Río Janeiro, Puerto Rico, Chile, el Caribe donde se espera y ama a Jesús. En todo el canto, parece el nombre de Jesús evocar al igual que al negro dirigente azucarero asesinado, al de los evangelios; aquí, acabará el canto VI aclarando, aunque a nuestro juicio sin romper el encantamiento logrado: un Jesús no riñe con el otro:

"Jesús no está en el cielo sino en la tierra; no demanda oraciones, sino lucha; no quiere sacerdotes, sino compañeros, no erige iglesias, sino sindicatos: nadie lo podrá matar".

Como es así, el último canto no es de venganza, sino de seguridad en el triunfo definitivo de Jesús, al que hemos asistido.

El poema, estudiado al dedillo por Mirta Aguirre, Ángel Augier, José Antonio Portuondo, y otros, escapa a una rápida, modesta reseña. Él solo habría consagrado a Guillén, sino hubiera tantos otros motivos para hacerlo. Es un gran canto contra el crimen y la injusticia. Y un tributo a la admiración y a la más pura amistad.

---------------------------------------------
Fuente: Exclusivo, 25/01/07

 
 
 
MÁS TITULARES
 
 
 

Campaña de alfabetización: Credencial moral de una generación de cubanos [2011-12-22]

Tributo a la Libertad y la a Gloria [2011-12-07]

Escuela de patriotas, laboratorio de ideas [2011-12-02]

Una cobertura para la historia [2011-11-26]

Marinello: el deber sobre todos los honores y dolores [2011-11-01]

El último combate de Camilo (+Fotos) [2011-10-28]

La Revolución de Céspedes [2011-10-10]

Esa profunda amalgama, la cubanidad [2011-09-02]

Vilo Acuña, el analfabeto que llegó a Comandante [2011-09-02]

Quintín Bandera [2011-08-24]

 
     
 
 
 
 
     
Aniversario 50 de la Revolución cubana. Compendio elaborado por el Centro de  Información para la Prensa.

Tony Guerrero: Mensaje a todos

Danny Glover y Saúl Landau visitan a Gerardo en la prisión de Victorville (+ Video)

Antonio Guerrero: ¿Que nos traerá el 2012, aparte de más "misiles inteligentes", asesinos de inocentes?

Irwin Corey: El señor de Manhattan que Gerardo quería conocer (+Fotos)(+Video)

Por primera vez Cuba escucha la voz de Antonio Guerrero (+ Audio y Video)

Más noticias: antiterroristas.cu
www.freethefive.org.

Facebook y Twitter

Eventos Nacionales e Internacionales Cuba 2008
Enlace al sitio oficial de las Mesas Redondas Informativas e Instructivas de la Televisión Cubana
Una ventana abierta al periodismo constante de José Martí, para homenajear al más universal de los cubanos en el Aniversario 156 de su natalicio.
Che: por siempre en la memoria. (Fuente: Centro de Estudios Che Guevara)
La epopeya gloriosa del desembarco del Granma y el inicio de nuestra definitiva independencia
Cuba contra Bloqueo
Apoyo a coberturas

Batalla por la Justicia

CUBA - ELECCIONES
El voto del pueblo

Pasión Fecunda

Nación y Emigración:
III Conferencia

Educación en Cuba:
La campaña infinita.

"Elecciones EE.UU. 2008"

Servicios

Principales efemérides que conmemoran aniversarios cerrados en el 2009 EFEMERIDES
Cuba 2010
Boletín con materiales de actualidad tomados de Internet, sobre economía, política y gobierno, sociedad, ciencia y tecnología, y  cultura... REPORTE
muy selectivo
Quién es quién en la prensa cubana QUIÉN
ES QUIÉN
 
Convertir en página de inicio Agregar a Favoritos Imprimir esta página Recomendar a un amigo
 
© Centro de Información para la Prensa, Dirección: Territorial y General Suárez, Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana. Teléfono: 855-5252. E-mail: cubahora@cip.cu.Web: www.cubahora.cu


Nacionales
 | Internacionales |
Política | Economía | Sociedad | Cultura | Deportes
Historia | Opinión | Del Mundo Coberturas | Columnas | Dossiers | Galerías
 
Enlaces | Buscar | INICIO

 
Programado con el apoyo del Grupo Chasqui, de Villa Clara
Actualizado con QuipusNews™ v1.5ps